18/9/15

Cultivar lavanda en macetas

Nombre científico: Lavandula angustifolia
Nombre común: Espliego, Lavanda.
Familia: Lamiaceae.
Origen: Región Mediterránea. 

La Lavanda forma un subarbusto de casi 1 m de altura. Tallos leñosos y retorcidos con brotes verdes de 50 a 70 cm de longitud. Las hojas son largas y estrechas y cubiertas de pelusa. Hojas linear-lanceoladas, enteras, blanco-tomentosas cuando jóvenes y haciéndose verdosas, margen revoluto. 

Florece en verano, llenándose de pequeñas y aromáticas flores de color celeste-lila, agrupadas en espigas de hasta 15 cm de largo. Es una de las hierbas de olor más dulce y sugestivo. 

Entre sus propiedades medicinales se le conoce por sus efectos como sedante, diurético, hipotensor, antiséptico, cicatrizante, antireumático, antiinflamatorio, entre otros. Además, con las flores de lavanda podemos hacer bolsas perfumadas que, colocadas debajo de la almohada, nos ayudan a conciliar el sueño y/o a relajarnos. 

CULTIVO DE LA LAVANDA 

Clima: Es ideal para ubicaciones costeras, no así para la zona donde recibiría mucha lluvia y poco sol. 

Luz: esta planta necesita de un gran sol y crece mucho mejor con una abundante luz. 

Suelo: prefieren los suelos calcáreos, más bien arenosos y secos. En suelos demasiado fértiles su follaje crece de manera abundante, pero no da la fragancia esperada. En terrenos muy húmedos su crecimiento es pobre y puede sufrir pudriciones en las raíces. 

Siembra: Se puede cultivarla desde su propia semilla, pero es más fácil hacerlo tomando uno de sus cortes o por alguno de sus tallos. Se reproduce por esquejes desprovistos de botones florales, tomados en primavera y verano. Dan mejores resultados si se arrancan con un "talón" de la madera vieja.

Poda: cuando la lavanda haya terminado de florecer (a finales de agosto), debemos realizar una poda enérgica, de aproximadamente 20 cm. Las plantas crecen desde finales de verano y un corte de estas características ayuda a que mantengan el buen aspecto a lo largo de todo el invierno. Durante el primer año despuntar los capullos florales para promover el crecimiento arbustivo. Para que mantenga una silueta redondeada, es aconsejable podarla una vez al año. 

Plagas y enfermedades: Esta planta no es atacada por insectos. 

Fuente: infojardin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada