30/10/15

Cómo quitar las manchas blancas en las plantas

¿Has notado que a veces aparecen pequeñas manchas blancas en las hojas de tus plantas? Pues no se trata de suciedad ni de cenizas del aire, sino de algo bastante peor para su bienestar: es un tipo de moho, llamado vulgarmente "moho polvoriento", por su textura y consistencia.

Hay muchas razones por las que puede desarrollarse este moho en las plantas. Una de ellas, y quizás la más habitual, se debe a un riego inadecuado, principalmente por ser abundante.

Al desarrollarse, la enfermedad presenta pequeños círculos blancos en las hojas y en los tallos de las plantas. Si pasas el dedo notarás que se quita fácilmente, pero no se cura a la planta, sino que el hongo vuelve a aparecer en cuestión de pocos días. 

Esta enfermedad también puede afectar a las que están cercanas, incluso con un riego normal, pues el moho se traslada y afecta a los organismos cercanos (aunque sólo a plantas). 

Una buena solución es cortar las hojas y los tallos enfermos con tijeras de buen filo. Asegúrate de ir quitándolas utilizando guantes, y sin que rocen a las hojas sanas. 

Si fuera toda la planta la que presenta las manchas blancas, o gran parte de ella, entonces la solución será aplicar un remedio más efectivo que el mero corte. 

Para ello, mezcla 4 litros de agua del grifo con una cucharada de bicarbonato de sodio, remueve bien para disolver, y luego rocía con esta mezcla tus plantas afectadas. Una aplicación por semana será suficiente, hasta tanto desaparezca el hongo. 

De modo preventivo, también puedes aplicar este rocío casero en las plantas cercanas a la que esté enferma, con menos regularidad: una vez cada dos semanas, e incluso cada tres. Esto mantendrá las manchas blancas lejos de tus plantas, al tiempo que lo eliminará de aquellas que ya se hayan visto afectadas.

Para ello, mezcla 4 litros de agua del grifo con una cucharada de bicarbonato de sodio, remueve bien para disolver, y luego rocía con esta mezcla tus plantas afectadas. Una aplicación por semana será suficiente, hasta tanto desaparezca el hongo.

De modo preventivo, también puedes aplicar este rocío casero en las plantas cercanas a la que esté enferma, con menos regularidad: una vez cada dos semanas, e incluso cada tres. Esto mantendrá las manchas blancas lejos de tus plantas, al tiempo que lo eliminará de aquellas que ya se hayan visto afectadas.

Fuente: comohacerpara.com

5 comentarios:

  1. Muchas gracias, me apunto el consejo. Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Voy a probarlo con la hierbabuena.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, por compartir sus conocimientos.....hay seres humanos que sabiendolos su respuesta es NO NI IDEA.....PERO OTRA VEZ GRACIAS....

    ResponderEliminar
  4. Gracias, por compartir sus conocimientos.....hay seres humanos que sabiendolos su respuesta es NO NI IDEA.....PERO OTRA VEZ GRACIAS....

    ResponderEliminar